Movimientos voluntarios de los musculos

Un músculo voluntario es un músculo que usted elige mover, como los de los brazos y las piernas, a diferencia de los que se mueven automáticamente, como el corazón. El músculo es el tejido de los animales que produce el movimiento. Voluntario significa que se hace por libre voluntad o por elección.

Los músculos voluntarios también suelen llamarse músculos esqueléticos porque todos los músculos unidos al esqueleto son músculos voluntarios o músculos estriados porque las fibras musculares les dan un aspecto estriado. Los músculos voluntarios son los músculos esqueléticos del cuerpo que se unen a los huesos y controlan el movimiento de las extremidades, la cabeza, el cuello y el cuerpo bajo control consciente. Los músculos esqueléticos están controlados por señales neuromusculares procedentes del cerebro que se comunican con las fibras musculares individuales y hacen que se contraigan.

Westend61 / Getty Images Los músculos voluntarios son músculos esqueléticos que se contraen y relajan bajo control consciente. Estos músculos se unen a los huesos y regulan el movimiento del cuerpo. Los músculos involuntarios, en cambio, no están bajo control consciente.

Se contraen y relajan automáticamente y reciben señales del sistema nervioso autónomo, que regula las funciones corporales internas. Los músculos voluntarios son los esqueléticos, que representan el 40% del peso corporal y están formados por entre el 50% y el 75% del total de las proteínas del cuerpo. Los músculos esqueléticos pueden convertir la energía química en energía mecánica para provocar la contracción y el movimiento muscular voluntario.

Las células musculares están especializadas en generar fuerza y movimiento. Conoce en este tutorial los diferentes tipos de tejidos musculares y los mecanismos moleculares de contracción… El tejido muscular puede clasificarse funcionalmente, voluntario o involuntario y morfológicamente estriado o no estriado.

La voluntariedad se refiere a si el músculo está bajo control consciente, la estriación se refiere a la presencia de bandas visibles dentro de los miocitos que se producen debido a la organización de las miofibrillas para producir una dirección de tensión constante. Aplicando las clasificaciones anteriores es posible describir tres formas de tejido muscular que realizan la amplia gama de funciones descritas. El músculo esquelético se une principalmente al sistema esquelético a través de los tendones para mantener la postura y controlar el movimiento; por ejemplo, la contracción del músculo bíceps, unido a la escápula y al radio, levantará el antebrazo.

Algunos músculos esqueléticos pueden unirse directamente a otros músculos o a la piel, como ocurre en la cara, donde numerosos músculos controlan la expresión facial. El músculo esquelético está bajo control voluntario, aunque puede ser subconsciente, por ejemplo, al mantener la postura o el equilibrio. Morfológicamente, los miocitos esqueléticos son alargados y tubulares y aparecen estriados con múltiples núcleos periféricos.

La estimulación eléctrica ES se ha utilizado para aumentar artificialmente la excitabilidad cortical con la intención de inducir la plasticidad cortical. Los cambios en la excitabilidad cortical se han asociado con el aprendizaje de habilidades motoras Pascual-Leone et al., 1995; Thompson y Stein, 2004; Everaert et al., 2010, y con la recuperación del movimiento tras un accidente cerebrovascular Popovic et al., 2003; Kimberley et al., 2004. Se ha informado de que la retroalimentación aferente es importante para influir en la excitabilidad cortical Ridding y Rothwell, 1999; Khaslavskaia et al., 2002, que a su vez influye en la adquisición de habilidades motoras Pavlides et al., 1993.

Los posibles mecanismos para los cambios en la excitabilidad cortical, como resultado de la afluencia aferente y el aprendizaje, incluyen una reducción de los circuitos inhibitorios corticales y la modulación de la plasticidad dependiente de la actividad que lleva a cambios plásticos de potenciación a largo plazo/depresión tipo LTP/LTD Ridding y Rothwell, 1999; Ziemann et al., 2004. En estudios anteriores, se ha informado de que la excitabilidad cortical puede aumentar cuando la ES repetitiva o la ES funcional se administran durante un movimiento voluntario o son desencadenadas por él Khaslavskaia y Sinkjaer, 2005; Barsi et al., 2008; Taylor et al., 2012. El movimiento voluntario activa el córtex al disminuir la inhibición intracortical y aumentar la excitabilidad intracortical Ridding et al., 1995; Classen et al., 1998; Schubert et al., 2004; Taylor et al., 2012.

El emparejamiento de la actividad cortical motora con la ES se ha esbozado en un protocolo clásico denominado estimulación asociativa emparejada PAS Stefan et al., 2000. El efecto de la inducción de la plasticidad neural con PAS se ha probado en varios estudios Stefan et al., 2000; Wolters et al., 2003; Mrachacz-Kersting et al., 2007; Kumpulainen et al., 2012. La activación cortical en los protocolos PAS se obtiene mediante estimulación magnética transcraneal TMS. Esta activación cortical se sincroniza cuidadosamente con un solo pulso de ES de un músculo de interés.

Se demostró que el intervalo entre estímulos (ISI) entre la ES periférica y la EMT cortical es crucial. Al alterar el ISI, se han observado efectos de tipo LTP y LTD Stefan et al., 2000; Wolters et al., 2003; Mrachacz-Kersting et al., 2007; Kumpulainen et al., 2012