Test para detectar deficit de atencion

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad TDAH no puede diagnosticarse con una prueba física, como un análisis de sangre o una radiografía. En su lugar, un profesional de la salud utiliza un proceso de evaluación para diagnosticar el TDAH. La prueba de detección del trastorno por déficit de atención e hiperactividad TDAH es un paso esencial para diagnosticar la enfermedad.

Antes de comenzar el tratamiento, la persona necesita un diagnóstico. Sin embargo, esta enfermedad es difícil de diagnosticar. El TDAH es común, y los médicos diagnostican a casi el 11% de los niños de 5 a 17 años, según los Centros para el Control de Enfermedades (CDC).

La enfermedad también afecta a un 2,5% de los adultos, aunque los médicos la diagnostican con más frecuencia en niños en edad escolar. La hiperactividad, la impulsividad y la incapacidad para concentrarse son algunos de los síntomas. Los niños pueden tener dificultades para permanecer sentados y distraerse con facilidad, mientras que los adultos con TDAH pueden tener problemas en sus relaciones, olvidos y cambios de humor.

El cribado del TDAH, también llamado test del TDAH, ayuda a averiguar si usted o su hijo tienen TDAH. TDAH significa trastorno por déficit de atención e hiperactividad. Antes se llamaba trastorno por déficit de atención (TDA). El TDAH es un trastorno del comportamiento que dificulta que alguien se quede quieto, preste atención y se concentre en las tareas.

Las personas con TDAH también pueden distraerse fácilmente y/o actuar sin pensar. Pruebas de rendimiento continuo Las pruebas de rendimiento continuo son tareas basadas en el ordenador que suelen denominarse pruebas centradas en el objetivo. Estas pruebas se utilizan para evaluar la atención, incluyendo la atención sostenida en el tiempo.

Los CPT pueden utilizarse junto con la información clínica para hacer un diagnóstico. En general, los CPT proporcionan un método objetivo para evaluar los déficits de atención. Esto es una ventaja sobre las técnicas de evaluación subjetiva, como los cuestionarios de autoinforme.