Patatas con costillas y chorizo

¿Cómo hacer un guiso español con chorizo y costillas?

Gorka Márquez, de Strictly Come Dancing, sirvió una sabrosa costilla española con chorizo y patatas en Steph’s Packed Lunch. Los ingredientes son: 4 cucharadas de aceite de oliva, 300 g de chorizo para cocinar, cortado en rodajas de 1 cm, 400 g de costillas, 1 cebolla, pelada y cortada en rodajas, 4 dientes de ajo, pelados y cortados en rodajas, 6 ramitas de tomillo fresco, sin hojas, 5 g de pimentón, 1 kilo de patatas, peladas y cortadas en trozos grandes, no demasiado pequeños ya que no quieres que se rompan demasiado y 500 ml de agua. Para servir: Pan de masa madre y 2 cucharadas de perejil de hoja plana picado.

Probablemente, el plato más famoso de La Rioja sean las patatas a la riojana, hechas con patata y chorizo, aunque otras teorías dicen que el origen viene de Galicia, en el norte de España. De todos modos, es un plato que se cocina no sólo en La Rioja sino también en regiones vecinas como Aragón o Navarra, regiones del valle del Ebro. Los ingredientes principales son patatas, panceta o costillas de cerdo y chorizo.

El podcast con la receta emitido por Flavour 105 se puede encontrar en su página web. Y Tom Lewis, de The Cambridge Wine Blogger, recomienda un vino y un jerez que pueden encajar con este suculento plato. 2.

Añadir las rodajas de chorizo y el ajo, y cocinar, removiendo, durante unos 2 minutos. Poner las patatas y cocinar durante 5 minutos, dándoles la vuelta. Aromatizar con el pimentón.

3. Añadir un poco de sal y verter agua suficiente para cubrir. Cocer a fuego lento, sin tapar, durante unos 25 a 35 minutos hasta que las patatas estén blandas y el líquido se haya reducido mucho, dando la vuelta a las patatas si es necesario, para que estén bien cocidas.

Debe quedar una salsa chisporroteante que cubra las patatas y las rodajas de chorizo. Si hay demasiado líquido, aumentar el fuego hacia el final para reducirlo. «Por tradición, las patatas se cortan sólo hasta la mitad con un cuchillo ancho, y luego se abren girando la hoja.

Esto tiene por objeto liberar más almidón, lo que hace que la salsa sea más espesa y permite que las patatas absorban más sabor. A veces se añaden costillitas de cerdo, fritas o asadas en el horno, para convertirlo en un plato más carnoso». Variaciones: – Picar 1/2 pimiento verde y 1/2 pimiento rojo y ponerlos en la sartén cuando la cebolla esté blanda y seguir cocinando hasta que se dore ligeramente.

Pregunté a algunos amigos gastronómicos qué les gusta hacer con chorizo y les di una lista de ingredientes que ya tenía a mano. Las respuestas incluyeron pimientos rellenos, champiñones rellenos y salteados con patatas, especialmente cocinando las patatas en la grasa que queda del chorizo. Todas las recetas requerían quitar las tripas y triturar el chorizo mientras se cocinaba.

Y ahí tenéis cómo llegué a hacer patatas y chorizo. Me decanté por la sencillez y por algo que pudiera tomar para desayunar, comer o cenar. No es que diga que no a los alimentos del desayuno en la cena y a los de la cena en el desayuno, pero no sé, a lo mejor a ti se te hacen raros los gofres en la cena o la carne asada en el desayuno.

No voy a juzgar. Coloca la patata en una cacerola, cúbrela con agua fría y llévala a ebullición. Cocer durante 10 minutos o hasta que estén tiernas y escurrir.

Poner una cacerola a fuego medio y añadir el aceite de oliva y los trozos de patata. Cocinar durante cinco minutos removiendo los trozos regularmente para que las patatas empiecen a dorarse. Añadir el haloumi y el chorizo a la sartén y cocinar durante otros dos minutos, o hasta que el haloumi tenga una bonita corteza crujiente y el chorizo esté bien caliente.

3. Forrar una bandeja de horno con papel para hornear. Añade las patatas y el ajo y mézclalos con el aceite.

Hornear durante 15 minutos. A continuación, añadir el chorizo picado y el romero y cocinar durante otros 15 minutos o hasta que esté crujiente y dorado. Un recetario riojano sin una receta de «patatas con chorizo» no podría tomarse en serio.

Y nadie mejor que el chef del Cachetero Txebiko, junto con Mercedes García, enóloga de Bodegas Montecillo, para desvelar los secretos de uno de los platos esenciales de la cocina tradicional riojana. La clave de esta receta está en la forma de cortar las patatas, partiéndolas presionando ligeramente con el cuchillo y luego presionando hacia los lados, para que suelten su almidón mientras se cocinan y espesen la salsa. Suelen llamarse «patatas a la riojana» aunque tradicionalmente se hacían tanto con chorizo como con costillas de cerdo adobadas.

1. Dejar el pimiento choricero en remojo en agua caliente para rehidratarlo. Escurrirlo y raspar la pulpa con un cuchillo.

2. Poner una cucharada de aceite en una sartén y sofreír la cebolla picada junto con el chorizo. 3.

Pelar, lavar y partir las patatas con la punta de un cuchillo. 4. Machacar los ajos y la sal en un mortero.

5. Poner las patatas partidas en una cacerola; añadir la aceituna machacada y la sal, la carne del pimiento y una pizca de pimentón. 6.

Cubrir con agua, se puede utilizar el agua que utilizamos para remojar los pimientos choriceros y cocer a fuego lento durante 30 o 40 minutos. Este guiso necesita un tiempo de reposo, tápalo y déjalo a temperatura ambienteLa patata