Oracion para recuperar mi matrimonio

Por favor, Señor, rezo por la restauración de mi matrimonio. Haz que volvamos a estar juntos. Elimina la cuña colocada entre nosotros.

Ayúdame a mantener mi corazón abierto a ellos aunque me haya sentido herido o decepcionado en el pasado. Únenos de nuevo de una manera que sólo tú puedes. Amén.

por Amanda Idleman, Oraciones para un matrimonio con problemas Volver a estar juntos después de estar separados puede ser esperanzador, pero también puede traer sentimientos de incertidumbre y preocupación sobre si los problemas de su matrimonio que llevaron a la separación se han resuelto realmente. Aquí están 11 de las oraciones más fuertes para la restauración del matrimonio después de la separación, junto con imágenes imprimibles para usar o compartir. Oración para la protección Señor más poderoso, me dices que ponga todas mis preocupaciones ante ti.

Vengo a ti ahora, poniendo mi matrimonio angustiado a tus pies, y pidiendo tu ayuda. Sé que el enemigo es un león rugiente que busca devorar a tus hijos y que no somos rivales para él. Señor Dios, te ruego que defiendas mi matrimonio y lo protejas de la influencia del maligno.

Reúneme con mi cónyuge para que podamos volver a vivir juntos como deben hacerlo un hombre y una mujer. Líbranos de su influencia y mantennos a salvo. Amén.

Oración por un Corazón Cambiado Padre Celestial, mi corazón está dolido por mi matrimonio roto. La restauración parece imposible ahora que estamos separados. Tú, Señor, nos dijiste en tu santa Palabra que puedes convertir un corazón de piedra en un corazón de carne.

Por esta razón, clamo a Ti ahora. Te pido que cambies el corazón de mi cónyuge para que quiera reunirse conmigo. Quiero que volvamos a vivir juntos y que estemos unidos como uno solo.

Ayúdame a salvar mi matrimonio Señor, por favor. Amén. Padre Celestial, vengo a ti con un corazón pesado.

Mi matrimonio está en problemas. Mi cónyuge ha solicitado el divorcio y se ha desenamorado. Restaura nuestro matrimonio.

Revive nuestro matrimonio. Vuelve a unirnos. Trabaja en cada uno de nosotros de adentro hacia afuera.

Danos la fuerza para volver a estar juntos con la mente y el alma abiertas. Recientemente me he enterado de que mi marido de 31 años tiene una aventura y está considerando dejarme por su amante. Tenía la esperanza de que pudiéramos ir a terapia y tratar de salvar lo que era un matrimonio mayormente feliz.

Por favor, recen para que nos llenemos de amor, compasión, comprensión, perdón y un fuerte impulso para trabajar en la sanación de nuestro matrimonio. El poder de Dios puede hacer que dos personas, que están destinadas a estar juntas, vuelvan a tener un matrimonio lleno de amor. Tu unión conocerá el amor de las bendiciones de Dios si mantienes tus ojos en Él en todas las cosas.

A través de la oración, todo es posible. Dios es todopoderoso y omnisciente, Él puede reparar cualquier puente que pueda haber sido quemado por el conflicto, aclarar cualquier confusión, y darle el poder de perdonar cuando más se necesita. Si tu relación necesita una bendición y no tienes a quién recurrir, considera siempre el poder de la oración.

Dios siempre está ahí para escuchar, y sus seguidores en la tierra siempre están dispuestos a ayudar para que tus peticiones de oración sean escuchadas. Aunque la Biblia explica claramente el plan y la voluntad de Dios para el matrimonio y la familia y sus pensamientos sobre el divorcio y la separación, Dios tampoco quiere que tengas una relación insana. Por esa razón, «estar de pie» es mucho más que pedirle a Dios que traiga de vuelta a un cónyuge.

Se trata de estar de pie para *todos* los cambios que deben tener lugar en su matrimonio. Él quiere que su matrimonio sea un matrimonio saludable para ambos. Al «estar de pie» estás trabajando activamente para purificarte a ti mismo para que puedas ser el cónyuge que Dios te ha llamado a ser.

También te pones en el lugar de tu cónyuge e intercedes por él en la oración para que Dios también trabaje en él para que sea el cónyuge que Dios le ha llamado a ser. Es posible que Dios quiera cambiarte a ti o a tu cónyuge antes de volver a unir a tu familia. Es crítico que mientras usted está fielmente de pie por su matrimonio, que también está permitiendo a Dios, día a día para cambiar y purificar su vida.

En mi vida, estos tiempos de oración generalmente ocurren entre las 2:00 y las 4:00 de la mañana. Durante muchos años, me despertaba en medio de la noche y me frustraba porque no podía volver a dormir. Finalmente me comprometí a que cuando esto ocurriera, me levantaría e iría a mi armario, literalmente, mi armario y pasaría tiempo en oración buscando el corazón de Dios.

A lo largo de los años estos tiempos se han convertido en algo muy valioso. Dios me ha dado una visión y una sabiduría que no habría tenido si no hubiera elegido levantarme cuando Él me llamaba para pasar tiempo buscándole. Permítanme asegurarles que esta no es mi inclinación natural.

Me encanta dormir, y suelo volver a la cama después de haber pasado este tiempo con el Señor. No soy un santo que reza durante horas todas las noches. Puede que lo necesite, pero la verdad es que lucho, como la mayoría de ustedes, con vivir en mi carne en lugar de mi espíritu.

Sin embargo, he tratado de entregar esta área de mi vida al Señor. De hecho, estoy escribiendo esto a las 4:00 a.m. porque me desperté y no pude dormir. Mi primera respuesta fue