El privilegio de amar final

Su función la puso en contacto con personas que recibían cuidados paliativos o que estaban muriendo, y valoró mucho «el privilegio de estar con la gente en sus últimos momentos». «Las cosas en las que te permiten entrar eran simplemente… eran hermosas, simplemente hermosas…», dijo Shanelle.

«Hubo muchos encuentros que tuve durante ese tiempo … que me afectaron. Afortunadamente, el ePAC y el Equipo de Respuesta Paliativa de PORT están trabajando duro para derribar las barreras que impiden una atención compasiva y coherente al final de la vida para las personas que se enfrentan a las desigualdades y al deterioro de la salud en Victoria, BC. Como miembro del equipo de ePAC, tuve el profundo privilegio de apoyar a uno de estos clientes en las últimas seis semanas de su vida.