El malo de los increibles

A primera vista, Los Increíbles es la clásica narración del bien contra el mal diseñada para atraer a todos los miembros de la familia. La película presenta obviamente a la familia Parr, dotada de superpoderes, como los héroes, mientras que el maníaco Síndrome, al que pone voz Jason Lee, ocupa la posición de malo. Su plan de ataque a una ciudad para aumentar su ego y fastidiar a sus antiguos ídolos metahumanos hace que esa etiqueta sea bastante adecuada.

Sin embargo, por muy despreciable que parezca Síndrome, hay que tener en cuenta algo más a la hora de contar la historia de este aspirante a héroe. Es entonces cuando los guionistas añaden un toque de violencia, para recordarnos que no debemos apoyar al malo. Los Increíbles 1 y 2 son películas de superhéroes perfectas en mi opinión, así que, por supuesto, sus villanos son siniestros y simpáticos.

Un poco demasiado simpáticos, quizás. Pero esto es Internet, y se supone que debemos obsesionarnos con las minucias de las películas infantiles ligeras. Así que en el espíritu del sobreanálisis deprimente, los Increíbles son sin duda los malos.

De hecho, si quieres entrar en materia, los Increíbles son opresores sistémicos envueltos en un colorido disfraz, dedicados a impedir que la humanidad alcance su máximo potencial, sobreprotegiendo a la humanidad, debilitándola en el proceso, y destruyendo abiertamente cualquier tecnología que sea capaz de amenazar la supremacía de los superhéroes. Muy bien, creo que es suficiente Internet por hoy. Si lo pensáis, seguro que ya os han venido a la cabeza al menos dos nombres de villanos de Pixar.

Asà que hoy, sin celebrar a los héroes del estudio de animación, te traemos algunos de los mejores “malos†de sus pelÃculas. Desde Síndrome y el Oso Lots-Oâ-Hugginâ hasta Charles Muntz y más â ¡consúltalos! Ernesto De La Cruz Coco