Cuanto se pasa de mantencion por hijo en espana

Aunque en España no existe una ley que establezca una cantidad mínima a pagar en concepto de manutención de los hijos, los jueces y tribunales españoles están de acuerdo en la necesidad de fijar compensaciones que cubran al menos un nivel mínimo para vivir. Por ello, en estos casos en los que el progenitor no custodio no tiene ingresos, lo normal es que los tribunales sigan estableciendo una pensión alimenticia, a favor de los hijos menores de edad. Se entiende que los padres tienen siempre la obligación y el deber de cooperar y contribuir a los gastos de sus hijos, porque los menores tienen una serie de necesidades vitales de las que sus padres son responsables.

El progenitor que se encuentre en situación de desempleo debe encontrar un empleo o realizar las gestiones necesarias para que contribuya y colabore con las necesidades de sus descendientes al menos con una cantidad mínima, que sería establecida por los juzgados y tribunales. La ausencia de un artículo o norma legal que especifique esta cantidad mínima hace que la pensión alimenticia mínima de los hijos dependa de cada tribunal. Al no existir un criterio uniforme para todos los juzgados, no podemos darle una cantidad exacta, la pensión mínima de alimentos de los hijos en España podría oscilar entre los 120€ y los 200€ mensuales, dependiendo del lugar de residencia de los hijos.

En el caso de un divorcio amistoso en el que ambas partes se ponen de acuerdo en cuánto van a contribuir cada una a la manutención de los hijos, el juez simplemente tiene que aprobar la cantidad acordada. En caso de custodia exclusiva, existe un mínimo legal de unos 200 euros al mes por cada hijo y el juez no puede permitir una cantidad inferior. Por otro lado, en caso de divorcio en España tenemos la Manutención de los hijos: es la contribución económica que paga el progenitor no custodio o no residente que no tiene la custodia de los hijos tras la ruptura del matrimonio.

Las órdenes de manutención de los hijos son documentos jurídicamente vinculantes que obligan al progenitor no custodio a prestar una ayuda económica mensual a sus hijos. En California, hay una fórmula estatal que se utiliza para calcular la cantidad de manutención que un padre sin custodia debe a un padre con custodia. La fórmula de la manutención de los hijos tiene en cuenta cuánto dinero gana cada padre, los ingresos adicionales que pueda recibir cualquiera de los padres, cuántos niños necesitan manutención, cuánto tiempo pasa cada padre con sus hijos, los gastos del seguro médico, los gastos de la guardería y otra información adicional que puede conocer en