Crema de berenjena y zanahoria

Esta ensalada de berenjenas y zanahorias con harissa en sartén está llena de deliciosos sabores y texturas. El dulzor de las berenjenas y zanahorias asadas se ve realzado por la harissa picante, mientras que el feta ácido y el zumo de limón equilibran todos los sabores a la perfección. Te encantará.

Es una comida ligera y equilibrada, asequible y lista en 30 minutos. Un tazón de bondad, tan fácil de preparar incluso para nuestras cenas entre semana: ¡sólo un tazón y una sartén para lavar! La harissa picante combina a la perfección con el dulzor de estas verduras asadas, mientras que el feta ácido y el zumo de limón equilibran muy bien ese sabor.

Además, se obtienen diferentes niveles de textura con las berenjenas y zanahorias suaves y caramelizadas, el feta cremoso, los garbanzos y las almendras crujientes. Y no hay que olvidar el toque brillante del zumo de limón para realzar la frescura. cuando se trata de condimentos fragantes y aromáticos, la harissa es uno de mis favoritos.

Es básicamente una pasta hecha de chiles, ajo y otras especias y hierbas variadas, muy utilizada en las cocinas del norte de África y Oriente Medio, ¡ahora la vende Traders Joe’s! Es un condimento muy versátil, perfecto para animar las verduras asadas y muchos otros platos. Este sabroso y ahumado dip de berenjena asada con zanahoria y tahini es un delicioso aperitivo que se puede preparar con antelación, perfecto para las fiestas.

Salpicado con semillas de granada frescas y aromatizado con harissa, tahini y pimentón ahumado, también es vegano y sin gluten. Nos encanta esta salsa de tahini para berenjenas asadas. Es ahumado, ligeramente dulce y con sabor a nuez.

Así es como puedes construir los robustos sabores de Oriente Medio en tu fácil aperitivo: Antes de llegar a todas esas especias y sabores, empieza a hacer esta receta de salsa de berenjena con, bueno, una berenjena. Para que esta salsa festiva sea más cremosa, quita la piel. Esto ayuda a que la carne de la berenjena se derrita de forma suave y cremosa.

Lo que significa que se convertirá en un delicioso y sedoso dip para cruditos. Además, sin la piel, la berenjena adquirirá un agradable sabor ahumado en el horno. Receta de sopa de berenjena asada con berenjenas, zanahorias y ajo.

Esta sopa cremosa y saludable es fácil de hacer y sólo tiene 222 calorías por porción. ¡Es una de las cenas favoritas de mi familia! La receta es vegetariana y se puede hacer fácilmente vegana.

¿Podría asar esta berenjena con otras verduras para crear una sopa cremosa? ¡Claro que sí! ¡Así nació la sopa de berenjena asada!

¡Y ahora es una de mis comidas favoritas! Esta sopa de berenjena es fácil de hacer, y seguro que se convertirá en un básico en tus libros de recetas para todo lo que sea «berenjena». Puedes servirla como plato principal con un poco de pan crujiente, como aperitivo para una comida completa, o como una comida ligera junto a una ensalada.

Curry de berenjena y zanahoria fácil y vegano hecho en la olla instantánea. Este curry está repleto de sabores, así que incluso si no eres un fanático de la berenjena, ¡esto podría convertirte en uno! Acompáñalo con quinoa, arroz integral o arroz blanco para una comida reconfortante y sabrosa.

Berenjena, zanahorias, guisantes, cebolla, tomates, ajo, jengibre y muchas especias. Esta receta de berenjena al curry lleva cilantro, pimentón ahumado, cardamomo, cúrcuma y garam masala. Se termina con leche de coco para que quede cremoso y delicioso.

Y, por supuesto, una guarnición de cilantro es imprescindible para cualquier curry, en mi opinión. El hojaldre preparado hace que este plato sea sencillo de preparar; las verduras orgánicas hacen que esta tarta sea muy saludable y la combinación de dos quesos condimentados la hacen rica en proteínas. Mi tarta salada de zanahorias y berenjenas asadas está rellena de zanahorias y berenjenas orgánicas asadas y sazonadas con eneldo, salvia y orégano, sobre un lecho cremoso de queso crema sazonado y queso feta.

Mi tarta salada de zanahorias y berenjenas asadas es una cena de verano sencilla, deliciosa y saludable. 1 lámina de hojaldre preparada, descongelada 1/2 taza de cebolla roja orgánica en rodajas ¡Sirve mi Tarta salada de zanahoria y berenjena asada con una crujiente ensalada de lechuga romana orgánica y vino blanco seco! ¡Que aproveche!

Hace algunos años, mi hija se casó con un armenio encantador que sabe cocinar como si no hubiera un mañana. A lo largo de los años desde que se unió a nuestra familia, Vahe me ha introducido en las comidas y tradiciones culinarias de su país natal, y una de mis favoritas es una pequeña preparación de verduras enrolladas llamada Rollos de berenjena armenios. Envueltos en largas tiras de berenjena frita con ajo, son unas deliciosas bellezas rellenas de zanahoria que tocan todos los mejores botones salados, con la cantidad justa de matices dulces.

Sin embargo, por mucho que me gusten los rollitos de berenjena, no soy fan de hacerlos. La receta original lleva mucho aceite y las berenjenas son verdaderas esponjas cuando se fríen, además de requerir mucho trabajo. En su lugar, he creado esta Ensalada de berenjenas y zanahorias, una alternativa sencilla que sabe muy bien, reduce la grasa a casi nada y es muy fácil de hacer.

A los israelíes les encanta la berenjena. Durante años, la hemos comido frita, en escabeche, a la parrilla, asada a la llama, en crema, combinada con todo tipo de verduras y condimentos y con huevos.