Cascada del hervidero en coche

En coche: Desde Granada, tome la salida de La Zubia de la Ronda Sur. Cuando llegue a La Zubia siga recto en el semáforo y luego gire a la izquierda en dirección a Cumbres Verdes. No puede girar a la izquierda directamente, así que continúe hasta la rotonda, haga un giro en U y luego gire a la derecha. A continuación, siga las indicaciones hacia Cumbres Verdes.

Pronto entrará en el Parque Natural de Sierra Nevada y, tras unos kilómetros, dejará Cumbres Verdes a su derecha. La carretera se convierte en una pista de tierra. Siga este camino durante 1,5 km hasta que llegue a la Fuente del Hervidero y se desvíe a la izquierda.

Puede aparcar aquí o seguir 1 km hasta otro aparcamiento en el inicio del sendero, pero tenga en cuenta que este tramo de carretera suele estar en mal estado. En esta ruta de senderismo circular apta para todos los públicos caminamos hasta las Cascadas del Hervidero, bellas cascadas cristalinas entre roca silícea formadas por las aguas del río Guadalix. También disfrutamos del histórico pueblo de San Agustín del Guadalix y de un sendero por la ribera del río Guadalix rodeado de piscinas naturales y majestuosos sauces, enebros, álamos, chopos y rosales.

Desde San Agustín del Guadalix, iniciamos una ruta en la que los intensos colores del inicio de la primavera se vieron acentuados por la lluvia, que a pesar de las fotos, nos respetó durante gran parte del recorrido. La histórica localidad de San Agustín del Guadalix, fue tierra de íberos, romanos, visigodos y estuvo bajo dominio árabe durante casi dos siglos 877-1084, será Alfonso VI quien tras encarnizadas luchas reconquiste y repoble la zona. Pasará a manos de la familia Mendoza, ya citada en muchas ocasiones, pero no será hasta el siglo XVI cuando Juana la Loca les conceda el título de villa.

También sufrió las vicisitudes de la Guerra de la Independencia, cuando el ejército de Napoleón la incendió. Es, por tanto, un lugar lleno de anécdotas, curiosidades e historia. Pero, como en todo guión, hay que empezar por el principio: ¿dónde poner la línea de salida de la ruta del Hervidero y los acueductos de San Agustín del Guadalix?

Si preguntas a un lugareño, te dirá sin dudarlo que en la «laguna de los patos». Para los forasteros, se puede llegar tomando la salida del kilómetro 36 de la A-1 y dirigiéndose hacia el polígono norte de la localidad. Se pasa por una rotonda con una escultura de una locomotora y, poco después, tras cruzar el puente sobre el río Guadalix, a la izquierda, hay una zona de aparcamiento junto a un parque infantil.

Tras cruzar el puente de madera, se gira a la izquierda, dejando otro parque infantil a la derecha, con una fábrica abandonada llena de grafitis al fondo. El camino, que bien podría ser el decorado de una película de Daniel Calparsoro o Fernando León, te lleva por debajo de la carretera, paralelo al río. Estas escaleras conducen a una especie de playa fluvial frente a la que se encuentra, coqueta e imponente, con sus dos grandes cascadas, una de las mejores cascadas de la Comunidad de Madrid, que limita con el municipio de Pedrezuela.

Se puede ver desde abajo, pero si quieres verla desde arriba, hay varios caminos a izquierda y derecha que te pueden llevar a una buena foto. Lugar ideal para descansar este Charco del Hervidero, así como para reponer fuerzas comiendo un bocadillo o los manjares elegidos para la ruta. KILÓMETROS Y COSTE: El recorrido desde el lugar de salida hasta la excursión y vuelta a Madrid es de unos 60 kilómetros.

El coste por kilómetro es de 0,16 euros. El coste total previsto por coche es de 10 euros que se repartirán entre los que vayan en el coche. Comienza el lunes 9 de marzo de 20:00 a 21:00 en la reunión de senderismo.

Y del martes 10 al jueves 12 en el Servicio de Información LGTB en la oficina o por teléfono. Horario de lunes a viernes de 17h a 21h en C/ Puebla 9 y teléfono 91 523 00 70. Al llegar al puente de la cascada y tras bajar unas escaleras, nos encontramos con uno de los elementos de esta excursión, el Charco del Hervidero, donde nos esperan las Cascadas del Hervidero.

Invierno: Gorro, camiseta térmica, forro polar, chaqueta, chubasquero, guantes de invierno, pantalones de secado rápido, botas de agua goretex o similar, bastones, bálsamo labial, gafas de sol, chaleco si puede hacer mucho calor, crema solar, bufanda, linterna frontal. R: Sí, las cataratas Multnomah son visitadas por 2,5 millones de personas al año. No es una errata; ha leído bien, 2.500.000 personas visitan las cataratas cada año.

Esta es una de las razones por las que el Servicio Forestal ha establecido un sistema de reservas para ver las cataratas. Su reserva para ver las cataratas Multnomah no incluye una plaza de aparcamiento en las cataratas. Ahórrese las molestias y reserve los billetes en el Waterfall Trolley y su llegada y la reserva del Servicio Forestal de los Estados Unidos estarán resueltas.

10. P: Me preocupa que se me caiga el billete/la pegatina, ¿qué ocurrirá?