2 de octubre no se olvida tlatelolco 68

En el 30 aniversario de la Masacre de Tlatelolco, el legado de los jóvenes rebeldes de 1968 sigue vivo. El 2 de octubre no se olvida. El Comité Olímpico Internacional -encabezado por el estadounidense Avery Brundage- había elegido a México como el primer país del Tercer Mundo en organizar los Juegos Olímpicos.

El objetivo era atraer a los países oprimidos al deporte mundial dominado por el imperialismo y mostrar a México como un modelo de crecimiento y relativa estabilidad patrocinado por Estados Unidos. Se suponía que México proporcionaría un contraste con las luchas de liberación nacional que estaban sacudiendo la mayor parte de América Latina, Asia y África, y provocando también rebeliones en las ciudadelas imperialistas desde Detroit hasta París. Después de ese encuentro, comenzaron las protestas contra el abuso de autoridad de las fuerzas militares, a las que se sumaron incluso los maestros.

Al día siguiente de la masacre de Tlatelolco, el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz no reconocía plenamente lo sucedido el 2 de octubre de 1968, pues ni siquiera los periódicos contaban la magnitud de los hechos, fue hasta después que poco a poco se fue revelando la verdad tras las investigaciones.