Abogados para tus deudas opiniones

La mayoría de las empresas de liquidación de deudas no explican completamente a sus clientes los riesgos asociados a la contratación de la empresa. ¿Por qué no lo hacen? Porque las empresas de liquidación de deudas son empresas con fines de lucro.

No están en el negocio porque se preocupan por su situación o quieren ayudarle. Quieren ganar dinero, y algunas son directamente estafadoras. En casi todos los casos, será mucho mejor utilizar el dinero que habría pagado a la empresa de liquidación de deudas para pagar su deuda o utilizarlo para contratar a un abogado de buena reputación para ayudarle.

Recurrir a una empresa de liquidación de deudas con ánimo de lucro puede resultar caro. Estas empresas suelen cobrar una cuota de apertura, una cuota mensual y un porcentaje de cada deuda saldada, por ejemplo, el 25%, y puede que se paguen a sí mismas antes de pagar a cualquiera de sus acreedores. O una empresa de reducción de deudas puede simplemente desaparecer con su dinero.

Incluso si la compañía de alivio de la deuda realmente trabaja para resolver sus deudas, no va a hacer nada que usted no podría hacer por sí mismo de forma gratuita. En casi todos los casos, será mejor que negocie las liquidaciones de deudas por su cuenta, que contrate a un abogado especialista en liquidación de deudas para que le ayude o que se declare en quiebra, en lugar de contratar a uno de estos tipos de empresas. Antes de tomar medidas para defenderse en un caso de cobro, prepárese y comprenda lo que puede esperar.

Contratar a un abogado puede ser parte del proceso, especialmente si le han demandado o sospecha que le van a demandar. Pero también puede buscar el consejo de un asesor de deudas si una demanda no está a la vista. He aquí algunas cosas que puede hacer: Además de encontrar un abogado a través de referencias personales y agencias de asesoramiento sobre deudas sin ánimo de lucro, investigue usted mismo.

Compruebe el historial del abogado mediante búsquedas en Internet y fuentes gubernamentales. Asegúrese de que el abogado tiene una licencia en regla. Durante una reunión preliminar en persona, piense en si el abogado y usted congenian bien, y haga preguntas sinceras sobre la experiencia del abogado en los litigios de cobro de deudas.

Si está lidiando con un montón de deudas hasta el punto de que no se ve a sí mismo pagándolas, su mejor opción puede ser solicitar la ayuda de un abogado de liquidación de deudas. Por supuesto, la principal desventaja de seguir este camino es el coste que conlleva. Los abogados de liquidación de deudas pueden cobrar una pequeña fortuna por sus servicios, ya sea que trabajen en contingencia, lo que significa que toman una parte de los ahorros de la deuda que negocian para usted, o cobran una tarifa específica por hora o por caso.

Sin embargo, el lado positivo de contratar a un abogado de liquidación de deudas es que tiene a un experto en su rincón que puede defenderse de los acreedores y, potencialmente, tener éxito en la eliminación de algunas de sus obligaciones pendientes. Seamos claros: no necesita un abogado para negociar con los acreedores. Puede intentar llegar a acuerdos usted mismo.

Que tenga éxito es otra historia. Si está buscando ayuda externa para tratar su deuda, también puede solicitar la ayuda de una empresa de liquidación de deudas, que podría cobrar menos de lo que cobraría un abogado. Sin embargo, la ventaja de recurrir a un abogado es tener a alguien que no sólo tiene experiencia en la liquidación de deudas, sino que puede saber cómo ayudarle a minimizar sus riesgos legales.

Con todo esto en mente, aquí hay algunos escenarios en los que contratar a un abogado de liquidación de deudas podría tener sentido. Consejos y trucos de los expertos enviados directamente a su bandeja de entrada que podrían ayudarle a ahorrar miles de dólares. Inscríbase ahora para obtener acceso gratuito a nuestro Campamento de Entrenamiento de Finanzas Personales.

Un abogado de préstamos estudiantiles es un abogado que se especializa en ayudar a los prestatarios a navegar por los problemas con su deuda estudiantil, como disputar los préstamos de una escuela fraudulenta o negociar las deudas que se han enviado a las colecciones. También pueden informarte de tus derechos y opciones legales, lo que puede ser útil si un prestamista o un cobrador de deudas está llevando a cabo prácticas injustas o abusivas. Pero los abogados especializados en préstamos estudiantiles no son magos, y tienen que trabajar dentro del sistema legal actual.

No pueden hacer que se cancelen tus préstamos si no tienes una reclamación válida, como una incapacidad permanente. Tampoco pueden sacar al instante tus préstamos del impago o de la quiebra, pero pueden ayudarte a encontrar otras opciones que podrían ser útiles en tu caso concreto. Contratar a un abogado especializado en préstamos estudiantiles no es barato, pero puedes acabar ahorrando dinero si el abogado puede ayudarte a cancelar tus préstamos estudiantiles o a negociar un saldo más bajo a pagar.

Antes de su primera reunión, prepare una lista de preguntas. Aclare qué asuntos necesita resolver y asegúrese de que entiende en qué puede ayudarle realmente el abogado. Solicitar la quiebra para eliminar la deuda estudiantil es una tarea difícil y que requiere mucho tiempo.

Si bien no es imposible eliminar los préstamos estudiantiles en la bancarrota, es excepcionalmente raro. La contratación de un abogado con experiencia en préstamos estudiantiles podría aumentar las posibilidades de éxito, o al menos darle una idea realista de sus probabilidades. Si cree que fue engañado por su colegio o universidad, un abogado especializado en préstamos estudiantiles podría ayudarle a conseguir la condonación de cualquier deuda restante.

Por ejemplo, si su alma mater le ha engañado intencionadamente en su