Donde duele menos un tatuaje

Tabla del dolor de los tatuajes: Dónde duele más y menos

El momento en que más duele hacerse un tatuaje depende de muchas cosas diferentes, como la colocación, el estilo e incluso la edad y el sexo. Por lo general, los tatuajes duelen menos durante un horario matutino porque el cuerpo está descansado y es más eficaz a la hora de generar endorfinas. Hacerse un tatuaje cuando estás cansado significa que tu cuerpo está más sensible y se siente más sensible, por lo que puedes experimentar más dolor.

Ahora que hemos enumerado los factores que afectan al dolor al hacerse un tatuaje, echemos un vistazo a la respuesta de las diferentes partes del cuerpo a las agujas entintadas. A continuación, hemos elaborado una tabla con la definición de cada tipo de dolor. También lo hemos escalado en números que también marcan.

Aunque la gente suele centrarse en la ubicación en el cuerpo, Stanley Kovak, médico estético, teoriza que el dolor tiene que ver más con el tamaño. Cuanto más se trabaja y más tiempo se trabaja en el cuerpo, más duele. Cuando un tatuaje es especialmente intrincado, también requiere más sombreado, más coloración y varios tipos de agujas, todo lo cual aumenta el dolor del tatuaje.

Algunos problemas de salud pueden hacer que seas más sensible al dolor. «Algunas personas tienen lesiones previas y tienen una mayor sensibilidad en ciertas partes del cuerpo», dice Dowdell. Algunos coleccionistas de tatuajes dicen que éstos duelen más en el hueso, otros dirán que es cuestión de lo gruesa o fina que sea la zona de la piel, pero Dowdell no cree que ninguno de esos factores sea importante.

«Definitivamente es una cuestión de terminación nerviosa», explica Dowdell. «En cuanto a la delgadez [de la piel], puedes tatuarte la parte superior de la mano, que es bastante fina, y no es muy dolorosa. Pero si te tatúas el dedo, tiene un poco más de piel [y] un poco más de tejido, pero es mucho más doloroso.

» La edad también tiene mucho que ver con la cantidad de dolor que se experimenta al tatuarse, dice Kovak. La piel más joven no es tan dolorosa como la más vieja para tatuar porque está más tensa y puede absorber mejor la tinta. Aunque la gente suele fijarse en el lugar del cuerpo, el doctor Stanley Kovak, médico estético de Rockford (Illinois), teoriza que el dolor percibido tiene que ver más con el tamaño del tatuaje.

Cuanto más se trabaja, y cuanto más tiempo se trabaja en el cuerpo, más duele. Cuando un tatuaje es especialmente intrincado, requiere más sombreado, más coloración, y un cambio constante entre varios tipos de agujas – todo esto aumenta el dolor del tatuaje. La ubicación del tatuaje influye mucho en el dolor.

Los nervios, las glándulas, las arterias y las venas son más dolorosas para tatuar.

¿Dónde duele más y menos hacerse un tatuaje?

Además, las articulaciones o cualquier lugar en el que el hueso esté más cerca de la piel es más doloroso.. La sensación de golpeteo sobre los huesos es más desagradable. Las zonas con un poco más de grasa, músculo y/o piel más tensa suelen ser menos dolorosas.

Estos factores dejan más espacio entre la aguja y los huesos y concentran menos los nervios. A continuación, echamos un vistazo a las ubicaciones más y menos dolorosas de los tatuajes. Una de las preguntas más frecuentes a la hora de decidir si hacerse un tatuaje es «¿dolerá?».

La respuesta es sencilla: sí. Realmente no hay una forma indolora de clavar agujas en la piel para dejar una marca permanente. Sin embargo, el grado de dolor del tatuaje depende de varios factores, como la tolerancia individual al dolor y el lugar del cuerpo donde se decida tatuar.

Si estás pensando en hacerte un tatuaje y tienes una baja tolerancia al dolor, puede ser conveniente que consideres uno de los siguientes lugares menos dolorosos para hacerte un tatuaje en tu cuerpo: Los lugares menos dolorosos para hacerse un tatuaje son las zonas del cuerpo que tienen pocas terminaciones nerviosas, altos niveles de grasa y una piel más gruesa. Los lugares ideales para un tatuaje menos doloroso son la parte exterior del brazo, el muslo, la pantorrilla y las nalgas. Por extraño que parezca, los tatuajes en el cartílago de la oreja no suelen doler tanto como cabría esperar.

Esto se debe a que el tejido es generalmente menos sensible aquí, y no hay hueso contra el que la aguja pueda chocar. Además, debido al tamaño de la oreja, el tatuaje finalizará con bastante rapidez, lo que significa que no tendrás que preocuparte de que el dolor se acumule durante horas mientras estás sentado en la silla del tatuador. Cuando se trata de hacerse un tatuaje, lo más probable es que hayas pensado mucho en qué será y dónde irá, pero ¿qué pasa con la escala de dolor?

Dado que los tatuajes duran, literalmente, para siempre, a menos que te los borres, entendemos que la estética sea tu principal prioridad. Pero también merece la pena pensar en lo doloroso que será el proceso de tatuaje. ¡aunque sólo sea para evitar una desagradable sorpresa el día de la cita!

Aunque nos gustaría poder decir: «En realidad, los tatuajes no duelen tanto dondequiera que te los hagas», lamentablemente hay una diferencia real en el grado de dolor de un tatuaje, dependiendo de la parte del cuerpo en la que te lo hagas¿Quiere hacerse un tatuaje en el pie o algo en la axila? Pues bien, tal vez debas considerar la posibilidad de invertir en s